lunes, 17 de septiembre de 2007

El Pueblo Unido...



The people United will never be defeated! (1979). Frederic Rzewski
36 Variaciones sobre la canción de Sergio Ortega“¡El
pueblo unido jamás sera vencido!”. (Duración aprox. 56 min.)

Acerca de The people United will never be defeated!

El ciclo de variaciones de Frederic Rzewski sobre “¡El
pueblo unido jamás será vencido!” es una metáfora en
forma musical de una hora de duración. Continuando la
tradición de ciclos masivos de variaciones para
teclado solo, tales como las Variaciones Goldberg de
Bach, las Variaciones sobre un tema de Diabelli de
Beethoven y los dos libros de Variaciones sobre un
tema de Paganini de Brahms, Rzewski crea una obra de
concierto para piano solo de proporciones épicas, que
se mantiene integrada no sólo por medio del tema del
cual surgen las variaciones, sino también por la forma
en que están organizadas las variaciones, la cual
mantiene al ciclo dentro de una arquitectura y
narrativa específica.

A través del uso de la forma de variación, Rzewski
genera una imagen auditiva de “El pueblo unido”.
Individuales dentro de toda su diversidad, las
variaciones se reúnen, sección por sección, para
formar una unidad. Las variaciones son un muestrario
de estilos: modal, tonal, atonal, a la manera de una
canción popular o en el estilo denso y disonante de
Stockhausen. Cada variación usa como base la
estructura del tema, más que la melodía.

Como en la geometría fractal, la forma más grande de
la pieza se refleja en la forma del tema y la forma de
cada una de las variaciones. La versión completa del
tema es de 36 compases, y éste es seguido por 36
variaciones. Dejando fuera la introducción de 4
compases y la coda de 8 compases que corresponden a la
frase “El pueblo unido jamás será vencido”, la melodía
del tema es de 24 compases que forman seis frases de
cuatro compases. Las variaciones son de 24 compases de
duración y las 36 variaciones se acomodan en seis
grupos de seis variaciones. En los primeros cinco
grupos, escuchamos cinco variaciones, cada una con un
estilo diferente o con un perfil rítmico, armónico o
pianístico distinto, que son seguidas por una sexta
variación que combina elementos de las cinco
variaciones previas: cuatro compases en el estilo de
la primera variación, cuatro compases extraídos de la
segunda, cuatro de la tercera,etc., concluyendo con
una cadencia o coda de cuatro compases.

Rzewski no permite que su imaginación quede atrapada
en la rigidez de este esquema. Al llegar a la
Variación 13, el compositor introduce una pequeña
cadenza que se transforma en la canción revolucionaria
italiana “Bandiera Rossa”. En la Variación 19, el
tempo se acelera dramáticamente y el cuarto grupo de
variaciones se convierte en un único gesto en forma de
Toccata. La variación que cierra este grupo se
convierte en una fantasía muy libre, más que en una
reconstrucción exacta de los elementos previos, que
utiliza el material musical que se acaba de escuchar.
En el quinto grupo de variaciones, la forma de 24
compases se desvanece casi por completo y Rzewski
introduce otra cita musical (La canción de Hans
Eislers “Solidaritätslied” forma la base de la
Variación 26) y después las cadenzas extendidas (la
primera en el estilo minimalista temprano de Philip
Glass) en la Variación 27.

De la misma manera, el sexto grupo de variaciones
reexpone a los cinco grupos previos: la Variación 31
(la primera del grupo) comienza con cuatro compases en
el estilo de la Variación 1, seguida de cuatro
compases en el estilo de la Variación 7 (la primera
del segundo grupo), cuatro compases de la 13, etc.. La
Variación 32 recoge elementos de las segundas
variaciones de cada grupo (2, 8, 14, 20 y 26) y así
sucesivamente.
Finalmente llegamos a la Variación 36 –la sexta
variación del sexto grupo―la cual, combinando
elementos de las cinco variaciones previas, se
convierte en una variación gigantesca que unifica el
rango entero de material musical escuchado en los
últimos tres cuartos de hora.

El pueblo... unido.

Texto: Stephen Drury
Traducción: Mauricio Ramos Viterbo

*

El pianista STEPHEN DRURY, nombrado el Músico del Año
en 1989 por el Boston Globe, se ha presentado
alrededor del mundo con un repertorio que se extiende
desde Bach a Liszt hasta la música de hoy. Ha sido
solista en el Centro Kennedy de Washington, D.C., en
el New York Symphony Space, de Arkansas a California y
de Hong Kong a Paris.

Un especialista en la música del siglo XX, las
versiones de Drury, desde las sonatas de Charles Ives
a obras de John Cage y György Ligeti, han recibido la
más alta consideración por parte de la crítica. Ha
aparecido en la MusikTriennale Koln en Alemania, en el
Subtropics Festival de Miami, en el Festival de Música
Nueva Norteamericana en Sacramento y en el Festival de
Música Nueva de Norteamérica en Búfalo, así como en la
Roulette y en la Knitting Factory en Nueva York. Drury
ha participado como pianista y como director en el
Festival Spoleto USA y en el Festival Angelica de
Bologna. También ha dirigido la Britten Sinfonia en
Inglaterra, el Santa Cruz New Music Works Ensemble, y
el Harvard Group for New Music. En 1992 Stephen Drury
dirigió el estreno mundial de Time Line para orquesta,
coro, banda de jazz y solistas, de George Russell. En
1988-1989 organizó un festival de un año de duración
con música de John Cage, lo que motivó una invitación
por parte del compositor para interpretar la parte
solista en 101 de Cage, estrenada con la Orquesta
Sinfónica de Boston en abril de 1989. Drury ha
comisionado obras para piano solo de John Cage, John
Zorn, Terry Riley y Chinary Ung con fondos
suministrados por Meet the Composer. En marzo de 1995
presentó por primera vez el concierto para piano
Aporias de John Zorn junto con Dennis Russell Davies
y la Orquesta Sinfónica de la Radio de Colonia. Más
tarde en esa misma temporada estrenó la obra Basic
Training para piano solo, escrita para él por Lee
Hyla.

Stephen Drury fue seleccionado por la Agencia de
Información de los Estados Unidos para su Programa de
Embajador Artístico, lo que condujo a una gira de
recitales en Europa durante 1986. Una segunda gira lo
llevó a presentarse en Pakistán, Hong Kong y Japón. Él
ha dado los primeros recitales de piano en la historia
de Julianehaab, Groenlandia y Quetta, Pakistán. En
1989 obtuvo por parte del National Endowment for the
Arts una beca como solista y conferencista para dar
recitales de música norteamericana por dos años.
Frecuentemente participa en giras con el John Zorn
Ensemble dando conciertos en Paris, Nueva York,
Londres, Madrid, Viena, Bruselas y Colonia, y ha
dirigido la música de Zorn en Bologna, Boston y San
José de Costa Rica.

En 1985, Stephen Drury fue elegido por Affiliate
Artist para el Xerox Pianists Program y participó en
residencias con las orquestas sinfónicas de San Diego,
Cedar Rapids, San Angelo, Spokane y Stamford
(Connecticut). Además ha tocado o grabado con la
American Composers Orchestra, la Orquesta Sinfónica de
la Radio de Colonia, la Orquesta de la Radio de Viena,
la Filarmónica de Brooklyn, la Filarmónica de Boston,
la Boston Pops, las Orquestas Sinfónicas de
Springfield (Massachusetts) y Portland (Maine), y la
Sinfónica Nacional Rumana. En 1999 fue invitado por
el coreógrafo Merce Cunningham para participar con
Cunningham y con Mikhail Barishnikov como parte del
Festival del Lincoln Center. Drury ha participado en
el Alice Tully Hall de Nueva York, en Boston con la
Orquesta de Cámara de la Sinfónica de Boston, y como
solista del Boston Modern Orchestra Project, y con los
Seattle Chamber Players en Seattle y Moscú en el
Festival Internacional de Música “Imágenes de Música
Contemporánea Americana”.

Stephen Drury ha impartido clases magistrales en el
Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, en el Mannes
Beethoven Institute, en el Conservatorio de Oberlin, y
en Japón, Rumania, Argentina, Costa Rica, Dinamarca,
y a lo largo de Estados Unidos. Ha sido jurado en los
concursos del Concert Artists Guild y en el Concours
International de Piano XXème Siècle. Drury es el
director artístico del Callithumpian Consort, además
de fundar y dirigir el Summer Institute for
Contemporary Piano Performance en el New England
Conservatory. Drury realizó estudios en el Harvard
College y en el New England Conservatory, donde obtuvo
el prestigiado Artist Diploma. Entre sus maestros se
encuentran Claudo Arrau, Patricia Zander, William
Masselos, Margaret Ott, y Theodore Lettvin. Ha grabado
música de John Cage, Elliott Carter, Charles Ives,
Karlheinz Stockhausen, Colin McPhee, John Zorn y
Frederic Rzewski, así como obras de Liszt y Beethoven,
para Mode, New Albion, Catalyst, Tzadik, MusicMasters
y Neuma. Es profesor del New England Conservatory en
Boston.


1 comentario:

Tara dijo...

hey its tara, here is the website i was talking about where i made the extra summer cash.......... the website is here